Declaración sobre plantaciones forestales y agua en Chiloé

Grupo de organizaciones de la sociedad civil de la Provincia de Chiloé dio a conocer declaración pública respecto a las plantaciones forestales en Chiloé y la ley de fomento forestal.

Las organizaciones participantes del Seminario “Plantaciones Forestales y Agua”, realizado el 21 de noviembre en la ciudad de Ancud, Provincia de Chiloé y con propósito de informar a la comunidad local y nacional sobre los efectos ambientales y sociales de plantaciones masivas con especies forestales exóticas, particularmente eucaliptos, en la Isla de Chiloé, e iniciar un proceso de discusión e incidencia sobre este proceso, declaramos que:

1.    Respecto a las plantaciones forestales en Chiloé y la ley de fomento forestal
– Es necesario realizar una evaluación de las plantaciones forestales ya establecidas en la Provincia de Chiloé con subsidio del Estado por medio del DFL 701, considerando sus impactos ambientales, sociales y económicos.  Referente al impacto  ambiental, es importante la evaluación detallada  respecto a sus efectos en el  ciclo del agua, en el  ciclo de carbono y en la conservación de la biodiversidad.
– El establecimiento de nuevas plantaciones forestales en la Provincia de Chiloé, tanto con incentivos del Estado como con fondos privados, deben considerar no sólo como objetivo la producción maderera, sino principalmente el abastecimiento de agua para localidades urbanas y rurales, la protección de suelo y turberas, la producción no maderera, agroforestal y silvopastoral, producción de leña para auto sustento, provisión y mantención de otros servicios ecosistémicos, tales como mantención de la biodiversidad, valor estético y cultural del paisaje y recreación.
– El archipiélago de Chiloé no debiera ser parte de un proceso masivo de plantaciones masivas de plantaciones exóticas con fines comerciales ajenos a su territorio, como por ejemplo la producción de fibra y astillas para plantas de celulosa. Desde el punto de vista comercial, las plantaciones a fomentar debieran tener como finalidad la producción de madera de calidad para por ejemplo, potenciar las tradicionales pequeñas y medianas empresas de muebles locales.
– A nivel mundial se han documentado diversos impactos  del cambio climático que anticipan condiciones sin precedentes en muchas regiones. A escala nacional destaca la disminución de las precipitaciones ya registrada instrumentalmente en gran parte del país y que de acuerdo a modelos climáticos se acentuará en las décadas siguientes. En el caso de Chiloé, es evidente una alta fragilidad hídrica, ya que la provisión de agua para uso humano depende de las precipitaciones y la regulación de los caudales que proveen esta agua depende de los bosques y suelos. Debido a los efectos ambientales negativos que tienen las plantaciones forestales de especies exóticas, principalmente el alto consumo de agua, y las prácticas asociadas a su instalación, donde destaca el drenaje de ñadis y humedales, nos parece que en Chiloé no se debería realizarse un proceso de este tipo, ya que se anticipan impactos negativos a corto y mediano plazo sobre el ciclo hidrológico que afectarán a las comunidades locales.
– En el marco de un plan de ordenación territorial para el Archipiélago de Chiloé, las plantaciones forestales debieran tener un rol de protección de los recursos hídricos, principalmente aquellos que abastecen de agua a localidades urbanas y rurales, principalmente con especies nativas y restringiendo el uso de especies exóticas de rápido crecimiento a zonas alejadas de los lugares donde se capta el agua para consumo humano.
– Considerar el fomento al establecimiento y desarrollo de viveros productores de plantas nativas para que exista oferta de éstas en la Isla de Chiloé, y así contar con plantas locales para el establecimiento de nuevas plantaciones.
–    Eliminar la necesidad de título de dominio para forestar con bosque nativo.
– Generar instancias locales de discusión e información permanente para evaluar la implementación de la nueva Ley de Fomento Forestal. Aquí es necesario incorporar metodologías para medir impactos de las plantaciones con especies nativas y con especies exóticas de rápido crecimiento como el eucaliptos, que considere además sus efectos sobre otros subsistemas prediales (agrícola, ganadero, artesanía, etc). En este sentido no es necesario generar nuevos espacios, sino potenciar los ya establecidos como lo es la Mesa Silvoagropecuaria de Chiloé.

2.    Respecto a indicaciones al Proyecto de Ley de Fomento Forestal en general:
– La nueva Ley de Fomento Forestal debiera fomentar el establecimiento con especies del bosque nativo para mejorar la sustentabilidad del abastecimiento de agua para localidades urbanas y rurales, incrementar el valor de los predios, contribuyendo a la protección de los suelos, la producción de bienes no madereros, apoyo a la producción agroforestal y silvopastoral, incluyendo la producción de leña para auto sustento   y la mantención y restauración de la biodiversidad.
– Considerar  en la discusión de la nueva ley de fomento forestal un sistema de Pago por Servicios Ambientales, que permita entre otras cosas hacer realidad la planificación de cuencas con enfoque territorial y además permita compensar a las comunidades que proveen los servicios ambientales. Este sistema debe priorizarse en zonas rurales, evitando ser aplicado donde existan empresas sanitarias que lucren con la potabilización y distribución del agua.
– Incorporar a una nueva Ley de Fomento Forestal elementos de la Ley de Participación n° 20.050, para la conformación de Consejos Consultivos  que permitan a la comunidad evaluar la implementación de la nueva ley.
– Reglamentar con trato especial positivo muy marcado la forestación con especies nativas, promoviendo  mayores incentivos respecto a las plantaciones de especies exóticas que sean avaladas por CONAF.
– Favorecer con subsidios a los pequeños propietarios de bosque nativo que se preocupan de su mantención para proteger las fuentes de agua (manantiales, esteros, humedales, etc.) que benefician a   toda la comunidad, generando un nexo formal con otras instancias legales como el código de aguas, respecto a los derechos de agua.

Asociación de Consumidores y Usuarios de Chiloé
Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo
Asociación de Pequeños Agricultores de Chiloé
Junta de Vecinos localidad de Belben, comuna de Ancud.
Junta de Vecinos localidad de Puntra Estación, comuna de Ancud
Corporación El Canelo de Nos
Fundación Senda Darwin






¿Quieres ser socio de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo?