Monitoreo Forestal

 

deforestacionPeriódicamente la AIFBN realiza actividades de monitoreo forestal, que consisten en visitas a terreno mediante inspección terrestre y aérea en diferentes sectores de la zona sur de Chile para verificar el estado del bosque nativo y de los ecosistemas forestales en general. Es decir, observar la eventual ocurrencia de prácticas ilegales o inadecuadas que perjudican la conservación del bosque y su biodiversidad, y por lo tanto la vida de las personas y comunidades que dependen de este recurso.

Estas inspecciones son realizadas por la Agrupación en forma individual o en conjunto con otras organizaciones preocupadas por la sustentabilidad del uso de nuestro patrimonio. Así, nuestro trabajo es efectuado por socios voluntarios que detectan y denuncian las irregularidades, realizando el seguimiento posterior de las denuncias en CONAF y en los tribunales correspondientes. Un claro ejemplo de nuestro trabajo se manifestó hace pocos años con el escándalo desatado por “el caso Alerce” y la denuncia pública de una red de protección que amparaba los incendios y cortas que afectaban a esta especie.

monitoreoSólo en 2008 la AIFBN detectó más de 20 casos de cortas ilegales en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, que han sido verificadas por fiscalizadores de CONAF y que hoy se encuentran siguiendo curso en las Fiscalías y Juzgados de Policía Local.

El proceso de colonización del sur de nuestro país tuvo un efecto negativo en la conservación de las especies nativas y de los bosques que conforman, acentuándose en forma significativa desde el siglo XIX a través de incendios intencionales y posterior explotación maderera desmedida. La tala para sustitución de bosque nativo por monocultivo forestal – de las que se estima se han sustituido un total aproximado de 400.000 ha desde la década de 1960 hasta la fecha – implica pérdida de bienes y servicios ofrecidos por los bosques, como frutos, hierbas medicinales, leña, disponibilidad de agua para consumo humano, además del deterioro del paisaje. Esto, a su vez genera un importante detrimento de las culturas de las comunidades locales, cuyas tradiciones son dependientes de estos ecosistemas originarios, junto con emigración campesina hacia pueblos y ciudades, creando situaciones de pobreza y déficit de infraestructura.

monitoreo_2


¿Quieres ser socio de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque Nativo?